martes, 19 de febrero de 2013

Conectar un disco duro a cualquier ordenador

Ya vimos Como conectar tu viejo disco duro IDE y recuperar información pero en esta ocasión os voy a contar como conecto mis discos duros a cualquier ordenador de la forma más práctica que he encontrado.

Que vamos a necesitar (lo que he comprado yo, claro):
- disco duro (obvio)
Disco Duro
- cable SATA-eSATA de 1m (lo prefiero largo)

Cable SATA-eSATA

- conversor SATA-USB

Adaptador USB-eSATA

- fuente de alimentación (lo más caro de conseguir)
Fuente Externa de Alimentacion
- adaptador de corriente de molex IDE a molex SATA (SATA Power)

Cable Molex-SATA Power

Contando con este material, es muy fácil conectar nuestro disco duro a cualquier equipo. También existen este tipo de "bases" conocidas como "docks":

Dock Station

Este tipo de "docks" están muy bien si vamos a conectar los discos duros siempre al mismo equipo ya que, además de ser pesados (lo podéis ver en la imagen), tienen muchas funciones extra: lector de tarjetas, USBs extras para el ordenador... el de la imagen lleva un puerto RJ45 con el que podremos conectar nuestro disco duro a nuestra red de casa y acceder a él sin necesidad de ningún ordenador. Todo esto, claramente, hay que pagarlo y, si solo queremos conectar nuestro disco duro para salvaguardar nuestros datos, no necesitamos tantos extras.

También os recomendaría que os comprarais una caja para almacenar vuestro disco duro, protegerlo de caídas y del polvo:
Caja para Disco Duro

Seguro que os estaréis preguntando porque no comprar una caja USB directamente en vez de estar con cables, pues básicamente por el coste que ello conlleva. Entre los cables, la fuente de alimentación y la caja, estamos hablando de unos 10 euros; mientras que una caja USB para nuestro disco duro, nos puede costar lo mismo o más pero, si sois como yo y tenéis más de un disco duro, la cosa empieza a encarecerse con tanta caja USB.

Comentaros que si también sois mañosos, le podéis hacer un agujero a la caja de plástico del disco duro y dejar sus conectores al aire, así no tendréis que estar abriendo y cerrando la caja para sacar y meter el disco duro.

También hay otra ventaja de mi sistema y es que aquí no hay circuetería de por medio, son solo cables. Lo único que se puede romper es la fuente o el propio disco duro. Y si usáis el conversor a USB, también puede estropearse pero, al ser tan barato todo, es factible sustituirlos.

Otra gran ventaja que tiene este sistema de cables con respecto a una caja USB es la forma de conexión. El disco duro es SATA (en cualquiera de sus versiones I, II o III) y, aunque ahora mismo el USB 3.0 es muy rápido, una conexión directa del disco duro con nuestro ordenador lo hace más rápido. Me explico un poco mejor. La conexión que propongo, y que es la que más recomiendo, es la SATA-eSATA (de ahí el cable). Un conector eSATA no es más que un conector SATA pero que el ordenador tiene de forma exterior (en la carcasa). Éste se comporta como si conectáramos el disco duro directamente a la placa base de nuestro ordenador. Muchos portátiles disponen de este conector y, sinceramente, una caja USB 3.0 es muy cara.

Una cosa en la que casi nadie cae es que este sistema de cables no solo permite conectar un disco duro de 2.5 o 3.5 pulgadas (las más extendidas), sino cualquier dispositivo SATA tales como grabadoras o reproductores BlueRay. ¿Quién da más?

En otra entrada os explicaré como apañárselas para conectar un viejo disco duro IDE a vuestro ordenador, para recuperar los datos contenidos en él. No necesitaréis nada en un principio.

1 comentario:

  1. ¡Qué bien explicado todo! Y además, muy buena idea poner las fotos, porque aclara mucho. Gracias.

    ResponderEliminar