lunes, 25 de febrero de 2013

Maletitas para la bici

Supongo que alguna que otra vez os habéis preguntado ¿que debería llevar conmigo cuando salgo con la bici? Pues aquí os indico donde guardar esas cosas que se deben llevar.

El material imprescindible debería ser:
- bomba de hinchado.
- kit repara-pinchazos (parches, pegamento, lija y desmontables).
- guantes de silicona (más que nada para no ponernos perdidas las manos... yo suelo llevar 3).
- algo de calderilla (nunca se sabe si la necesitaremos).
- teléfono móvil.
- nuestra documentación.

Aunque deberíamos llevar más cosas, estas son las que considero que son totalmente imprescindibles. Siempre he dicho que es mejor llevar cosas que no necesitamos que necesitar algo que no llevamos.

Y las maletitas que llevo son estas:

Maletita portamovil
Esta maletita va sujeta al cuadro y a la potencia de la bici. Como podéis ver por la imagen, está especialmente diseñada para llevar el móvil pero tiene un compartimento debajo donde suelo llevar los desmontables, la luz delantera (solo de día y hay buena visibilidad) y algo de documentación junto a la calderilla.

Esta maletita tiene un gran inconveniente y es que se mueve demasiado, pero estoy trabajando en una chapucilla para solventarlo.

Su gran ventaja es que llevamos el móvil siempre a la vista, lo que es ideal para grabar nuestras rutas o contestar una llamada (hay que pararse antes, no vayamos a tener o producir un accidente).

Maletita bajo sillin
Esta otra maletita la llevo debajo del sillín y enganchada a la tija. Tiene mayor espacio que la anterior y es donde llevo los guantes, el kit repara-pinchazos y alguna que otra herramienta.

Además es mucho más estable que la anterior. Como extra, lleva un bolsillo delantero pequeño, dos bolsillos laterales de rejilla y un bolsillo casi oculto debajo. Éste lleva una bolsa verde que cubre la maletita y que sirve para protegerla en caso de lluvia. La bolsa está sujeta a la maletita por un trozo de tela, así no la perdemos.

Maletita para inflador
Éste es el inflador del Lidl, es muy barato y muy versátil, sobretodo por su pequeño tamaño y su bolsa de transporte.

Es un inflador que cuenta con manómetro y con varias boquillas, con lo que no solo infla ruedas de bici.

Yo lo llevo enganchado en el cuadro, bajo la barra y encima de la caja de pedalier. Aunque me costó bastante ponerla ahí, porque mi cuadro es un tanto "alargado" y me ocupa el sitio de un segundo bidón, pero como no lo uso, no me estorba. Tampoco estorba para pedalear.

Y de momento, no llevo ninguna más, y no creo que vaya a meterle a la bici mucho más peso.

1 comentario: