martes, 12 de marzo de 2013

Papulinos

Últimamente me ha dado por hablaros de restaurantes y, me había pasado uno de los que más me gusta, El Papulinos.

De los tres Papulinos que hay en nuestra ciudad, solo he ido a dos: el de calle Malasaña y el que está en la Avda. de Andalucía. Sin duda, por atención y calidad, prefiero el de Avda. de Andalucía. Y de él os voy a hablar.



De todos es conocido este restaurante de carnes a la brasa, pero supongo que no muchos sabrán que aquí también se puede comer "de dieta", puesto que, además de carnes también disponen de pescado (aunque esa no es su especialidad ni tienen variedad). Sinceramente, nunca he probado el pescado de aquí pero no voy a decir que no lo probaré.

Entre su multitud de carnes a la brasa, las que más me gustan son las menos copiosas como la brocheta de pollo o la suprema de pollo. Por orden: trozos de pollo con verduras (tomate, cebolla, pimiento), todo ensartado en un pincho y asado a la brasa; una pechuga de pollo a la brasa, con una rodaja de tomate y alioli encima (encima del tomate).

Los platos se suelen acompañar por alguna guarnición, siendo la principal la patata asada con alioli, aunque yo prefiero las patatas a lo pobre. También tienen ensalada, verduras, champiñones... también muy ricas.

Ops, se me había olvidado hablaros de los entrantes. Entre ellos recomiendo muchísimo el jamón ibérico, como no. Aunque tengo que reconocer que mi favorito es el chorizo criollo: un chorizo asado a la brasa aderezado con un aceite... no sabría decir que lleva pero mojas el pan seguro. La morcilla de burgos también está muy rica... pero no soy de morcillas, la verdad.

Volviendo a los platos... hay un plato que he degustado bastantes veces, los escalopines de pollo con salsa a la pimienta. Otro plato en el que mojarás el pan. También os recomiendo el solomillo de cerdo o el secreto ibérico, auténticos manjares. Todos ellos regados por unos excelentes vinos.

Los postres suelen ser caseros, los típicos de cualquier sitio: flan, natillas, arroz con leche... pero hay uno que me encanta, el sorbete de limón. Creo recordar que se elabora a partir de cava mezclado con yogur de limón. Y no, no os preocupéis que también lo hacen sin alcohol, que al volante ¡¡¡NI UNA GOTA!!!

Y ya no os doy más envidia. Tenéis que ir allí y probad. Os lo recomiendo muchísimo.

1 comentario:

  1. Paquillo por Dios!!! tengo dolor de estómago, y aún así se me hace la boca agua. La verdad es que es mi sitio favorito para comer carnaca, el de Avda. Andalucía.

    ResponderEliminar