sábado, 16 de marzo de 2013

Posicion de reposo de la bici ¿importante o absurdo?

Transmisión de Bici
Muchos de vosotros, como yo hasta hace poquito, cuando llega a casa después de darse una vuelta con la bici, suele dejarla tal cual, sin hacerle nada más.

Los cambios de la bici consisten en un juego de muelles y cables que se tensan y destensan continuamente, proporcionándonos el cambio de velocidad. Lo que no percibimos es que, con el uso continuado, éstos van adquiriendo cierta holgura, algo totalmente normal, por el desgaste producido al usarlos.

Cuando la holgura es excesiva, nos volvemos locos ajustando y ajustando pero, cuando no conseguimos que vaya como antesterminamos por cambiarlo.

El problema se nos presenta cuando esa holgura aparece demasiado pronto y nos vemos obligados a cambiar esas piezas de forma prematura.

Una de los consejos que he leído en más de un foro de ciclismo, y que he podido comprobar personalmente, es que, simplemente dejando los cambios de la bici en cierta posición, estos muelles sufren menos estrés y, por tanto, alargamos su vida útil.

¿Que posición debería tener? Pues aquella en la que los muelles estén más relajados, con menos tensión: plato pequeño y piñón pequeño. Hay que tener en cuenta que la cadena queda cruzada y rozará con el desviador delantero pero, mientras no montemos la bici con esta combinación, no hay problema alguno.

Como os decía, es algo que llevo poco tiempo haciendo (por desconocimiento), y cuyos resultados he comprobado insitu: los cambios de velocidad se realizan con mayor fluidez, proporcionando una sensación de que "todo va bien".

Realmente os recomiendo que lo probéis algún día y probéis en la próxima salida como van los cambios. Veréis el cambio, valga la redundancia.

2 comentarios:

  1. X lo Q yo BO es muy cierto lo que dices.
    Ya tengo yo dicho eso mismo, donde manifiesto en un gran y, a la vez muy acogedor foro, mis inquietudes y sugerencias mecánicas u otras, en la medida de mi conocimiento biciclístico básico y con un entendimiento pleistoicénico de la bicicleta en todo su alcance y filosofía, alejado de este desarrollo tecnológico actual que observo con sana envidia entre mis compañeros muchísimo más avezados y "algo" más jóvenes o, por lo menos, más fuertes y volcados en su rodar exigente.

    Pues además de los desviadores delantero y trasero, en esta cuestión, tenemos que prestar atención también a los frenos si es que llevamos v-brake. Éstos tienen unos muelles-flejes de varilla que son los que fuerzan a mantenerse abiertos los brazos que contienen las zapatas. Si permanecen siempre recogidos sufren el desgaste de su fuerza. No lo tenemos nunca en cuenta, mirando en internet yo no he encontrado referencia a ello.

    Aprovecho la ocasión para hacer mención de ello.
    Más adelante, cualquier día lo contaré donde antes decía que vuelco mis inquietudes ciclistas.
    Vamos al asunto.
    Pues hace tiempo que me di cuenta de la conveniencia de cuidar el reposo de estos flejes de varilla (por cierto, si nos fijamos, tienen tres posiciones de colocación en su alojamiento base para quedar fijados, los delanteros en las dos botellas de la horquilla amortiguadora o en los tubos si es sin amortiguación, de modo que son elegibles y modificables para, de salida realizar más o menos fuerza, independientemente de que pueden tener una última regulación ajustando su acción con los tornillos que lleva en la base cada uno de los brazos, los traseros igualmente en los tirantes). Bueno, a lo que vamos, que hace tiempo que al llegar a casa separaba yo los dos brazos de los frenos para lograr ese reposo. Pero cambié de casa y ahora la salida desde la puerta es un pronunciado descanso. Me dí cuenta que podría resultar peligroso, lo mismo que si me despisto y llego a un semáforo o un cruce con intersección de vehículos. Pues encontré una mejor solución. Se trata de soltar de los tetones que sujetan dichas varillas a los brazos de los frenos. Así no corro ningún riesgo si me despisto y salgo sin recolocarlos, pues frenarán perfectamente. Por otra parte tampoco supone ninguna desventaja ni daño mecánico, si acaso el advertir la sensación de ruido y roce, por el ligero contacto ocasional que puedan tener la zapata y la llanta pero, sin que se produzca acción alguna de frenado. Es mejor así. Por la necesidad de asegurarme ante el riesgo que podría producirse, he encontrado una solución que permite que el descanso de los muelles sea más efectivo. Lo cierto es que de este modo salgo de casa sin el peligro de olvidarme de unir los brazos de los frenos.
    Lo mismo hago con la de carretera, que me permite, con la pestaña que sirve para ello, abrir el puente de freno como si fuese para sacar la rueda. De ese modo también descansa el fleje único con vuelta de enrollamiento central. En este caso siguen frenando si te despistas, aunque con menos efectividad.

    Si es que tú, PacoG, llevas v-brake en tu bici, ésto podrá servirte. De ese modo notarás que la recuperación de la posición abierta se mantendrá de manera conveniente. Serán como "unos buenos guantes" sin costuras molestas y no tendrás que comerte "los puños" por un desembolso que habrás evitado al no tener que sustituir con el tiempo los frenos viciados por exceso de som"m"et er a tensión los frenos de tu bici. Que es mejor anticiparse en "B"uena "H"ora, que ir echándole más dinero del necesario y, que mientras tanto te esté fastidiando la conducción. Que es algo igual de malo como si la dirección se te fuera para un lado.

    Un saludo, tu compañero Pepe b.

    ResponderEliminar
  2. Pepe... si, si que llevo V-Brake y, no, no se me habia ocurrido ponerlos de esa manera para que "los flejes" descansen.
    Habrá que ir poniendolos porque, el tiempo y la falta de guardabarros, hace que estos días la bici se quede en casita.
    Es lo que tiene la primevera... que no solo la sangre altera, jejejejeje.
    Un abrazo Pepe!!
    PD: y feliz santo, todo sea dicho.

    ResponderEliminar