lunes, 1 de abril de 2013

¿Se puede reparar un disco duro roto?

Disco Duro Roto
¿Se puede reparar un disco duro roto? Muy buena pregunta. Y precisamente eso es lo que me ha pasado a mí.

Como sabréis, llevo una semana sin publicar nada porque he estado atareado intentando reparar el disco duro donde tengo instalado el sistema operativo y que ha sufrido una avería bastante seria.

Básicamente, lo que se ha roto son los cables y el conector SATA que trae el propio disco duro, como podéis comprobar por las fotos que le hice al mismo. Que se hayan roto esos cables no me ha impedido salvar la información que en él tengo, como el sistema operativo y sus datos, que eran pocos... ahora os cuento como lo solucioné y como tengo montado mi sistema informático.

En la foto, se puede observar el estado en que ha quedado el cable SATA que conectaba al disco duro con la placa base.

Cable SATA roto

En la siguiente foto, el estado del cable de alimentación... que también estaba roto.

Cable de alimentación SATA roto

Y en la siguiente... el maltrecho conector SATA del propio disco duro...

Conector SATA de disco duro roto

Supongo que os estaréis preguntando que como han llegado a esta situación... pues fácil de entender si vierais la torre que tengo. Es una de las antiguas, bastante grande (formato gran torre... de esas que ahora no se llevan por el tamaño que tienen), cuyo espacio interior está muy mal repartido. Lo que conlleva a que los cables estén un tanto "apretujados", jejejeje.

La cuestión es que el cable SATA no hacia un buen contacto con el disco duro, lo que producía algún que otro corto y dejaba el ordenador literalmente, tieso. Si además, el cable de alimentación tampoco suministraba la alimentación correctamente... los problemas se incrementan un poquito más. Y si añadimos, que el propio conector SATA del disco duro también estaba roto... ¡¡¡LA LOCURA!!!

Encontrados los problemas... ¿Ahora que hago? ¿Instalo todo el sistema operativo, más los programas y demás? ¡Buf! ¡Demasiado tiempo! Esto hay que arreglarlo más rápido. ¿Y si pudiera conectar el disco duro de alguna forma para sacar una imagen y clonarlo en un disco duro nuevo? Manos a la obra.

Conectar el disco duro no era nada fácil. Empecé empujando los pequeños pinchitos de cobre del conector SATA del disco duro hacia arriba, para que hicieran contacto... le conecté un cable SATA y uno de alimentación nuevos pero... esto no iba. El cable SATA tira demasiado de los pinchitos y no hace contacto. Así que me decidí a probar con lo que os expliqué en este artículo, al final del cual os hablo de un adaptador de la marca Conceptronic que me permite conectar discos duros IDE y SATA por USB.

Adaptador IDE/SATA a USB de Conceptronic
Este adaptador me permitía meterle algo debajo (un cuadernillo me sirvió), para que los cables no forzarán demasiado los pinchitos de cobre del conector SATA y así poder sacar la información del disco duro.

Una vez que el sistema era estable y no se bloqueaba ni hacia cosas raras, empecé con la ardua tarea de sacar la información que había dentro. Para ello usé un programa que ya está prácticamente en desuso y del cual tengo licencia de cuando trabajaba en cierto taller de informática, de cuyo nombre no quiero acordarme, jejejeje.

El programa en cuestión se llama Norton GhostSymantec Ghost. Este software te permite realizar copias de seguridad de discos duros completos o de particiones, almacenarlas en otros dispositivos y posteriormente restaurarlas.

Pues nada, me compré un disco duro nuevo de 1Tb puesto que el de 80Gb está literalmente inservible e inicié el sistema con un disco de arranque (conocido como LiveCD... ya escribiré una reseña sobre esto), y pude arrancar el Norton Ghost. Me hice dos copias: una del disco duro completo y otra de sus particiones (tengo un Windows 7 y éste tiene 2 particiones: una de 100Mb con el sistema de arranque; y otra con el resto, que contiene el sistema operativo completo).

Realicé las copias, desconecté el disco duro de 80Gb y restauré el sistema al nuevo disco... y con él estoy trabajando ahora mismo.

Confío que nunca os pase algo como a mí y que si por desgracia, lo sufrís, penséis positivamente y no lo deis todo por perdido. Seguro que tiene arreglo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario