lunes, 8 de abril de 2013

Tiendas de bicis de Málaga - Odisea para comprar una bici (Capítulo 2)

Como pudisteis leer en el primer capítulo de la saga "Odisea para comprar una bici", continuo narrando las peripecias que tuve que hacer para conseguir mi bici, jejejeje, peripecias... casi casi.

Volviendo al tema... os contaba mi "fantástica" experiencia con Decathlon: probar una bici 6 veces; ir a taller las 6 veces; en una, cambio de pedalier y bielas; y la ultima, seguir la bici mal. Estaba claro que a este establecimiento no iba a volver, aunque si he ido y... como era de esperar, casi todo lo que he comprado, lo he terminado por devolver. Demasiada mala calidad.

Por supuesto, no me podía dar por vencido, necesitaba la bici para mejorar mi sistema circulatorio y bajar esa tensión arterial tan alta... y no podía seguir tomando pastillas para controlarla, debía hacerlo por mi mismo.

Me di cuenta, entonces, que mi error era partir de un presupuesto tan bajo... 150 euros bajo¿?¿?¿? Pues sí, en el mundo de las bicis, 150 euros es nada. Y todo se basa en la calidad de los componentes y su peso. Aunque parezca mentira, el peso de una bici es importante... pero eso es otra historia.

Entonces hablé con mi padre y me dijo que me "prestaba" otros 150 para una bici más "en condiciones". Y empecé a patearme más tiendas en busca de algo mejor.

Estuve mirando internet, como no, y encontré varios sitios en los que recomendaban un presupuesto no inferior a 600 euros para tener algo mas o menos decente, o simplemente, comprar una bici de segunda mano. A mi, la segunda mano... pues no me mola, la verdad y solo tenía 300 euros, seguro que algo decentillo encontraría, digo yo.

Logo Bicis Buendia
La primera tienda que me recomendaban desde los foros era Bicis Buendia, y me decidí a pasarme. La verdad es que, la tienda es un tanto pequeña... bueno, vale, pequeñísima, casi casi claustrofóbica. Pero he de decir en su defensa que está así por la cantidad de bicis que tienen. Yo calculo que tendrán como 20 o 30, cosa que no está nada mal.

Me atendió el dueño que me comentó un par de modelos que entraban en mi presupuesto y me gustaron pero, sinceramente, no me gusto mucho la forma de atender. No se, es una impresión que tuve... llamémosle "intuición".

Estuve un par de veces más por allí para ver cuales eran los modelos y me atendió otro chico, y éste parecía tener prisa por "quitarme de en medio"... estaría liado en el taller y no tendría mucho tiempo para "despacharme".

Finalmente, decidí no comprar allí. Básicamente porque se me salían un poco del presupuesto (entre 20 y 50 euros más). Además, pude comprobar que los precios son un poco más caros que en otros sitios, tanto en material como en las propias bicis. Y eso, para un parado sin recursos es primordial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario